19.3.18

Hablo de cosas


Y preguntarle al tiempo en qué lugar
de la memoria
recala el alma de las cosas

si con su ausencia
desfallece la impronta
sensible en nuestra carne
del encuentro con ellas

hablo de cosas y no de seres
o de cosas que evocan seres
o de aquello que hicieron de nosotros
las cosas con los seres

(el café en la mañana
tu camisa la sábana
tu perfume impregnándolo
todo)
o mejor
del escalofrío de placer o del rechazo
o del miedo etcétera

si fuera posible desaparecer con ellos cuando desaparecen

el abandono en cualquiera de sus formas
merodeando el olvido
como una carta de intención
o dicho con metáforas
como la llama vacilante de una vela
al final de la noche

res extensa
cogita res
nuda res

ningún paraíso virtual
me garantiza que aun no estés
aquí.


a.g.


No hay comentarios: